Cuando perdemos el balón en ataque la preocupación colectiva debe ser encaminada  a evitar el contraataque del equipo contrario. El repliegue rápido hacia el aro propio  constituye un movimiento inicialmente instintivo, jugadores  en edad Benjamín e infantil, aunque en categorías superiores pasa a ser un  movimiento táctico, normativizado, estructurado, y con responsabilidades  individuales y colectivas  ante cualquier pérdida de posesión del balón por parte  del equipo. Tener en todo momento un número de defensores cuando menos  igual al de atacantes, constituye una de las mejores soluciones para intentar  anular las ofensivas  rápidas del contrario.

 La planificación en la enseñanza del baloncesto es fundamental. No es admisible que ninguno de nosotros llegue al entrenamiento, independientemente de la categoría en la que se entrene, de su cualificación, de la edad de los jugadores, de la calidad de los mismos... sin tener previsto el trabajo diario, enmarcado en la planificación de la temporada y fiel a nuestra FILOSOFÍA.

Un magnifico escenario, el Pabellón A Veiga,  rodeado de otras opciones deportivas como pista de padel, pista de atletismo, campo de fútbol serán la sede de la primera edición del "Campus Entrenos".

 

La enseñanza es planificación, no es improvisación. Esta afirmación debe sustentarse sobre unos criterios de enseñanza. Que enseñar y cuando enseñarlo. El modelo que yo planteo puede ser para muchos correcto, y para otros totalmente inadmisible. Pero yo soy fiel a esta programación.

Subcategorías